Turismo Cultural

Circuito de Museos Sucre-Potosí

Ciudad histórica de Sucre

Sucre es una de las ciudades coloniales más bellas de América, y una de las ciudades predilectas de Bolivia ya que fue testigo del nacimiento de nuestra tierra amada así como su primera capital. Entre sus fachadas y sus celosamente cuidadas iglesias se puede vislumbrar restos de un pasado colonial rico en historia.

Su arquitectura colonial y sus museos son una clara señal de su historia, cultura y tradiciones que han perdurado a través del tiempo. Sus museos exhiben cuadros, figuras religiosas, muebles, vestimentas y piedras preciosas de valor incalculable.

Ciudad de Potosí

Situada a los pies del Cerro Rico a más de 4,000 m.s.n.m., La historia de Potosí está emparentada al mítico cerro y sus extraordinarias riquezas minera­les. A mediados del siglo diecisiete, la Villa Imperial fue sinónimo de máxima riqueza y esplendor, trans­formándose en una de las urbes más importantes del mundo. Es cuna del denominado Barroco Mestizo, una poderosa expresión artística y arquitectónica producto del sincretismo cultural entre las ideas religiosas del conquistador español y la espiritualidad de nuestros pueblos indígenas.

En 1987, Potosí fue declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad; esta cuidad permanece intacta, no sólo en su arquitectura, sino también en la presencia de las culturas originarias.

Carnaval de Oruro

Una de las mayores expresiones culturales del folklore boliviano, el carnaval de Oruro fue declarado “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad” por la UNESCO. Este carnaval es un festival de carácter religioso-pagano dedicado a la devoción de la Virgen del Socavón a la cual se le rinde tributo a través de la música y la danza. Esta manifestación del folklore tiene sus orígenes en la cultura Uru y tiene como una de sus principales características la convergencia de diferentes expresiones culturales, rituales y tradiciones.

La más importante representación del carnaval es la peregrinación  del Sábado de Carnaval, en la cual los participantes se dirigen al Santuario de Nuestra Señora de la Candelaria donde reciben, postrados de rodillas, la bendición del párroco.

Misiones Jesuíticas de la Chiquitanía

Este sitio comprende seis reducciones fundadas por los jesuitas entre 1696 y 1760. La organización de estas poblaciones de indígenas convertidos al cristianismo se inspiró en las ciudades utópicas de los filósofos del siglo XVI. El estilo de las construcciones es fruto de la fusión de la arquitectura católica con las tradiciones locales. Las seis poblaciones de San Francisco Javier, Concepción, Santa Ana, San Miguel, San Rafael y San José, ubicadas en el antiguo territorio chiquitano, forman todavía hoy un patrimonio vivo.

Ruta del Vino y Campiña Tarijeña

La región de Tarija es conocida por sus famosos vinos artesanales y vinos de mesa. Esta región cuenta con un clima cálido apta para la plantación y cosecha de uvas. La región produce ahora más de 2 millones de litros al año y los vinos son cada vez mejores en cada temporada.

Esta ruta está situada principalmente en la región de Santa Ana a 17 kilómetros al sureste de Tarija. Atravesando simples caminos vecinales se puede llegar a las Bodegas Campos de Solana. La última parada de la Ruta del Vino  es la del  valle de Concepción y los viñedos del mismo nombre, que en su mayoría producen de forma artesanal y cuyos vinos gozan de alto renombre internacional.