Ministro de Relaciones Exteriores

David Choquehuanca Céspedes, Nació el 7 de Mayo de 1961, en la comunidad de Cota Cota Baja, cantón Huarina, Provincia Omasuyus del Departamento de La Paz. Su comunidad se encuentra a las orillas del lago Titikaka, el lago más alto del mundo ubicado a 70 Kms camino a Copacabana.

Realizó sus estudios primarios en la escuela de la comunidad donde aprendió a hablar el castellano a la edad de siete. Tres años más tarde, se trasladó a Huarina, localidad donde terminó el bachillerato en 1980 en el Colegio General José Miguel Lanza.

En el entendido que en el campo no existen Institutos o Casas Superiores de Estudio, se vio obligado a trasladarse a las grandes ciudades para continuar sus estudios.

En la década de los 80, cuando Bolivia vivía la transición de la dictadura a la democracia, David Choquehuanca comenzó a participar en procesos sociales políticos.

En la ciudad de La Paz, fue postulante a la carrera de Filosofía en la Escuela Normal Superior Simón Bolívar.

El cambio de la vida en el campo a la ciudad le fue traumático, vio que existía mucha discriminación y exclusión pero no tenía otro camino que soportar y resistir esa situación adversa.

El abuso que sufrían los campesinos hizo que Choquehuanca se dedicara a la actividad social y política. En ese entonces dejó sus estudios para cambiar la situación de injusticia. Empezó a apoyar a las organizaciones del movimiento campesino especialmente a la Confederación Sindical Única de Campesinos de Bolivia (CSUTCB). Estaba presente en los bloqueos de caminos, huelgas de hambre, movilizaciones sociales, talleres de capacitación, ampliados y congresos de las organizaciones del movimiento popular. Allá aprendió a manejar algunos instrumentos de lucha.

En el año 1985 accedió a una beca para estudiar en la “Escuela Nacional de Formación de Cuadros Niceto Pérez” en la República Socialista de Cuba.

En 1987 formó parte de una organización de base para participar con propuestas en los congresos y ampliados del Movimiento Campesino Indígena y empezó a trabajar la campaña “500 Años de Resistencia”. El objetivo era recuperar la cultura, las propias formas de organización, territorio y símbolos.

Su participación en el proceso de la campaña “500 Años de Resistencia” influyó en la recuperación de su autoestima como persona y como parte de un pueblo originario. La experiencia le permitió conocer las realidades de otros pueblos y compartir problemas con organizaciones de diversas regiones y países. En esos años el Movimiento Campesino Indígena demandó participación, acceso a la educación, a la salud, recuperación de territorio y participación política de los pueblos indígenas.

Desde 1998 trabajó en el programa NINA, espacio de formación y capacitación donde se desempeñó como coordinador nacional. El espacio NINA le significó una universidad, gran parte de su formación la adquirió junto a los líderes, dirigentes del Movimiento Campesino Indígena y conoció a casi todos los dirigentes de la última década. Como consecuencia de esta relación, fue nombrado asesor de las organizaciones y de los diputados indígenas en los últimos seis años.

En 1990 tomó un post grado sobre Historia y Antropología bajo el auspicio de CIDES- UMSA.

Entre los años 2001 y 2002 cursó un Diplomado Superior sobre Derechos de los Pueblos Indígenas en la Universidad Cordillera.

Su participación en varios eventos internacionales como los foros sociales continentales y mundiales, le hizo entender que el mundo es más complejo de lo que se imagina y que la solución de los problemas se debe encarar de manera conjunta y en constante dialogo.