Avanzan Bolivia y Argentina en cooperación energética, nuclear y tecnológica

La Paz.- Los gobiernos de Bolivia y Argentina acordaron avanzar en proyectos de cooperación energética, nuclear y tecnológica para un desarrollo conjunto y complementario, en una reunión en la ciudad boliviana de Santa Cruz (este), encabezada por el presidente de este país, Evo Morales.

La delegación argentina estuvo encabezada por el ministro de Planificación de ese país, Julio de Vido, mientras que por Bolivia también participaron el canciller David Choquehuanca y los titulares de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, y de Hidrocarburos y Energía, Juan José Sosa.

Caro explicó a los medios que además de la agenda energética que ya tienen ambos países y por la que Bolivia vende gas natural al mercado argentino, se acordó trabajar en comisiones en otras cinco áreas de cooperación.

Estas áreas incluyen el control integrado del espacio aéreo, tecnología para meteorología, televisión digital satelital, cooperación espacial y un programa de energía y medicina nuclear.

“Son temas que ayudan al desarrollo de la región, un desarrollo conjunto en que tengamos complementariedad y podamos tener, en marcos legales, espacios para este trabajo coordinado”, indicó Caro.

Dentro del área energética, De Vido refirió que se avanzará en un proyecto para la integración de los sistemas eléctricos de Argentina y Bolivia, para lo cual una comisión boliviana estará en Buenos Aires “en las semanas próximas”.

El Gobierno boliviano había anunciado que la visita de los ministros argentinos era para comenzar a tratar un proyecto de exportación de electricidad al mercado de Argentina.

De Vido precisó que la línea que se tenderá entre ambos países “no es ni para que Bolivia compre energía de Argentina ni para que Argentina compre energía de Bolivia, sino para que los dos sistemas queden perfectamente integrados, como tiene integrados sus sistemas Argentina con Brasil, Paraguay y Uruguay”.

Argentina también quiere integrar a Bolivia en sus programas de desarrollo nuclear, en especial en medicina nuclear.

El ministro argentino recordó que ya existe un acuerdo para la formación de profesionales bolivianos en el Instituto Balseiro, del Centro Atómico Bariloche, en la Patagonia argentina.

En este campo, las autoridades se han planteado elaborar “una propuesta de trabajo” con un “esquema asociativo en donde Bolivia sea el protagonista de su propio avance en la materia”, a partir de la experiencia y los avances logrados por Argentina.

En cuanto a la defensa del espacio aéreo, De Vido señaló que próximamente se invitará a funcionarios bolivianos a conocer la industria argentina de radares y estudiar “las enormes posibilidades de trabajar en un sistema conjunto”.

De Vido sostuvo que “la voluntad de Argentina no es transformarse en un vendedor de tecnología a Bolivia, sino siempre trabajar en esquemas asociativos” en los que ambos países ganen y tratar al país andino “como un socio y no como un cliente”.

Agregó que Argentina también apoyará al país andino en la instalación de televisión digital abierta para llevar señales de “televisión e internet a los rincones más alejados de Bolivia”, como hicieron en su país.

Tras la reunión, en un acto en la región andina de Potosí (suroeste), Morales comentó que quedó “muy contento” con los resultados de la reunión, por el “trabajo conjunto” que se está planificando para “compartir tecnología, energía y comercio”.

Además está prevista la llegada de otra delegación argentina a Bolivia, con representantes de la empresa estatal Investigación Aplicada (Invap) y de los organismos reguladores de las cinco áreas de trabajo acordadas.

(Prensa Latina. Agencia Informativa Latinoamericana S.A.)

Argentina garantiza expansión de gasoducto hacia Bolivia

La Paz.- El ministro de Planificación de Argentina, Julio De Vido, anunció que entre el 12 de noviembre y el 2 de diciembre próximo estarán abrirán las ofertas económicas para las obras que continuarán el Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA).

El funcionario argentino, que cumplió una visita de trabajo en Bolivia, dijo a periodistas que la finalidad del GIJA es “fortalecer la relación comercial y el intercambio energético que se tiene actualmente” entre los dos países.

Ambas naciones buscan consolidar su integración energética mediante el GIJA, un proyecto similar al gasoducto Bolivia-Brasil, para beneficiar con gas boliviano a las provincias argentinas de Salta, Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones y Santa Fe.

Tras participar en una reunión con el presidente boliviano Evo Morales en la oriental ciudad de Santa Cruz, De Vido aseguró que en poco menos de un año la expansión del gasoducto GIJA, por el lado argentino, “será una realidad”.

El ministro argentino explicó que las obras “darán absoluta virtualidad y firmeza a la relación e intercambio de energía que habrá entre los dos países”.

“Argentina el día 12 de noviembre estará abriendo la oferta económica para el tramo de Formosa, que es la continuación del (gasoducto) Juana Azurduy”, apuntó.

Agregó que el 19 de noviembre se abrirá la licitación para el tramo “correspondiente a la provincia Santa Fe y el día 2 de diciembre correspondiente a la provincia del Chaco, con lo cual el gasoducto en 10 u 11 meses más será una realidad”.

Conforme al contrato vigente con la petrolera estatal Enarsa de Argentina, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) debe enviar este año a ese país un volumen máximo de 19 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) de gas natural y un mínimo de 16.2 MMmcd.

El gerente general de YPFB Transporte, Christian Inchauste, aseguró en abril pasado que en virtud del acuerdo vigente -que tiene una duración de 15 años-, Bolivia está en condiciones de enviar a Argentina hasta 27 MMmcd de gas natural.

Aclaró, sin embargo, que el despacho de estos volúmenes está condicionado a que la contraparte argentina expanda su red de gasoductos.

(Prensa Latina. Agencia Informativa Latinoamericana S.A.)

Bolivia responde a objeción de Chile sobre Corte de La Haya

La Paz.- El expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, agente de Bolivia para la demanda marítima contra Chile, presentó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya la respuesta ante la objeción chilena.

Un comunicado de la Cancillería boliviana informó que Rodríguez Veltzé entregó al tribunal la posición de su país sobre la competencia de esa instancia en el caso de la demanda marítima, después de que Chile pretendiera restarle competencia.

“Bolivia pide a la Corte Internacional de Justicia que declare que la demanda boliviana se encuentra dentro de su jurisdicción y en consecuencia se fijen los plazos para las futuras actuaciones”, destaca la nota.

Asimismo, en la respuesta Bolivia invoca la confidencialidad de contenidos y argumentos de su respuesta, y recuerda que la información oficial sobre las actuaciones de la demanda se comunica por la Corte Internacional de Justicia, y en lo que a Bolivia respecta por la Cancillería del Estado Plurinacional.

Bolivia demandó a Chile en abril de 2013 ante el tribunal para forzar las negociaciones por una salida soberana al océano Pacífico, pero Santiago insiste en desconocer la competencia de la corte y advierte que el tema marítimo es bilateral.

Chile invadió Bolivia el 14 de febrero de 1879 y le arrebató 120 mil kilómetros cuadrados de territorios ricos en minerales, además de 400 kilómetros lineales de costas al Pacífico.

Un cuarto de siglo después, las partes firmaron el Tratado de Paz y Amistad, un acuerdo que Bolivia quiere renegociar para conseguir una salida soberana al mar, con el argumento de que Chile nunca cumplió con lo establecido en el referido tratado.

(Prensa Latina. Agencia Informativa Latinoamericana S.A.).

DECLARACIÓN DE LA CUMBRE EXTRAORDINARIA DEL ALBA – TCP SOBRE EL ÉBOLA

DECLARACIÓN DE LA CUMBRE EXTRAORDINARIA DEL ALBA – TCP SOBRE EL ÉBOLA

Los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), reunidos en La Habana, el 20 de octubre de 2014, en ocasión de la Cumbre Extraordinaria para enfrentar la epidemia del Ébola.

Profundamente preocupados por la catástrofe humanitaria en África Occidental causada por el Ebola, que ha sido considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “emergencia de salud pública” de preocupación internacional en relación con la amenaza que representa la propagación a otros países y regiones del mundo.

Conscientes de la urgencia de que la comunidad internacional en su conjunto, en plena cooperación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Misión de las Naciones Unidas para el Enfrentamiento de Emergencia al Ébola (UNMEER), acometan acciones para enfrentar este flagelo con todos los recursos necesarios.

Constatando con preocupación que los recursos internacionales requeridos para acometer acciones rápidas y eficaces para enfrentar la epidemia del Ébola continúan siendo insuficientes para enfrentar lo que puede convertirse en una de las pandemias más graves en la historia de la humanidad.

Reafirmando que el ALBA-TCP se sustenta en principios de solidaridad, cooperación genuina y complementariedad entre nuestros países, y el compromiso con los pueblos más vulnerables y con la preservación de la vida en el planeta.

Convencidos de que es imprescindible la adopción de medidas de cooperación eficaces y urgentes que, a través de acciones coordinadas del sector de la salud y otros sectores, contribuyan a impedir que la epidemia del Ébola se extienda a los países de nuestro hemisferio.

Recordando lo establecido en el Reglamento Sanitario Internacional (2005) y la Hoja de Ruta de Respuesta al Ébola de la OMS, del 28 de agosto de 2014, que tiene por objeto detener la transmisión de la enfermedad del Ébola a escala global, y encarar las consecuencias de cualquier nueva propagación internacional.

Tomando nota de los protocolos de la OMS para prevenir la transmisión de la enfermedad del Ébola entre personas, organizaciones y grupos de población.
Subrayando que es posible contener el brote del Ébola, en particular mediante la aplicación de las acciones establecidas en materia de seguridad y salud, y otras medidas preventivas que han demostrado su eficacia.

Acordamos:

1. Coordinar nuestros esfuerzos para prevenir y enfrentar la epidemia del Ébola, incluida la rápida prestación y utilización de la asistencia entre nuestros países, con trabajadores sanitarios y los suministros y materiales pertinentes.

2. Atender con prioridad las necesidades especiales de los hermanos países del Caribe, que les permitiría beneficiarse de la cooperación para prevenir y enfrentar el Ébola que acuerden los países del ALBA-TCP.

3. Activar la Red de Vigilancia epidemiológica del ALBA-TCP cuya creación fue acordada en la I Reunión de Ministros de Salud de la Alianza, que tuvo lugar el pasado 25 de febrero de 2014, en Caracas.

4. Apoyar decididamente a las brigadas médicas voluntarias especializadas en el enfrentamiento a desastres y grandes epidemias, del Contingente “Henry Reeve” de la República de Cuba, que laboran en países de África. En este sentido, expresamos nuestra disposición como Alianza Bolivariana a contribuir con personal de salud altamente calificado para que se sumen a los esfuerzos de este Contingente en tareas que sean requeridas en la región latinoamericana y caribeña.

5. Establecer mecanismos nacionales para diagnosticar y aislar rápidamente los presuntos casos de infección, teniendo en cuenta las manifestaciones clínicas iniciales de la enfermedad, la historia de viaje y/o la historia de exposición reportada por el paciente u obtenida en la investigación epidemiológica.

6. Compartir y generar capacidades para el diagnóstico de enfermedades que requieran laboratorios con un nivel adecuado de bioseguridad.

7. Diseñar y ejecutar campañas de educación pública sobre la prevención y la respuesta al Ébola, dirigidas a aumentar la preparación de la población y fomentar su confianza.

8. Proporcionar y reforzar las medidas preventivas para la detección y mitigación de la exposición a la infección del Ébola y proporcionar tratamiento y servicios médicos eficaces para el personal de respuesta.

9. Reforzar las medidas de vigilancia y control epidemiológico en las fronteras, en particular en puertos y aeropuertos.

10. Contribuir a la formación de personal de salud especializado en la prevención y enfrentamiento al Ébola en los países del ALBA-TCP y del Caribe, a partir de la experiencia acumulada.

11. Crear un grupo de profesionales de diferentes especialidades para la capacitación del personal de salud en los temas de bioseguridad, incluido el uso de equipos de protección personal ante casos sospechosos o confirmados de Ébola, la atención a las enfermedades hemorrágicas y al paciente en estado crítico, que puedan convertirse en facilitadores y asesores en sus respectivos países.

12. Asegurar, en la mayor cantidad posible de instalaciones del sistema de salud, equipos médicos de reserva e insumos vitales para el manejo de la enfermedad.

13. Fomentar las investigaciones científicas, epidemiológicas y biológicas sobre el Ébola en el marco del ALBA-TCP, y propiciar la cooperación en esta esfera con otros países, como contribución a los esfuerzos internacionales dirigidos a enfrentar la epidemia y con el objetivo de consolidar la independencia científica, médica y sanitaria de los países de la Alianza.

14. Perfeccionar los mecanismos de información entre nuestros países, de tal forma que se mantenga actualizada la situación epidemiológica en los países del ALBA-TCP y se diseminen con mayor facilidad las experiencias adquiridas.
15. Apoyar decididamente las iniciativas de las Naciones Unidas, en particular de la OMS/OPS y de la UNMEER, encaminadas a implementar las recomendaciones del Comité Internacional de Emergencia del Reglamento Sanitario.

16. Fomentar la cooperación en la esfera del enfrentamiento y prevención del Ébola con otros países del Hemisferio y emprender aquellos programas conjuntos que contribuyan a lograr ese fin.

17. Convocar los días 29 y 30 de octubre, en La Habana, Cuba, una reunión técnica de especialistas y directivos de los países del ALBA-TCP para intercambiar experiencias y conocimientos, así como concertar estrategias de prevención y enfrentamiento a la amenaza de la epidemia del Ébola.

18. Encargar a los Ministros de Salud de los países del ALBA-TCP la elaboración de un Plan de Acción a la luz de las propuestas de la reunión técnica de especialistas y directivos, y su aplicación inmediata, en coordinación con la OPS/OMS. Dicho Plan deberá ser presentado a la consideración de los Jefes de Estado y Gobierno del ALBA-TCP, a más tardar el día 5 de noviembre de 2014.

19. Utilizar todos los recursos a disposición de la Secretaría Ejecutiva del ALBA-TCP para apoyar las iniciativas acordadas.

20. Felicitar a la República Bolivariana de Venezuela por la donación de cinco millones de dólares para combatir el Ébola, y que fueron entregados al Secretario General de la ONU Ban Ki Moon el pasado 16 de octubre de 2014.

21. Felicitar a la República de Cuba y su pueblo por la demostración de solidaridad con los hermanos países de África Occidental a través del envío de personal médico cubano.22. Proponer que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) promueva esfuerzos regionales encaminados a prevenir y enfrentar la amenaza de la epidemia del Ébola.

23. Continuar colaborando con los países de África afectados por la epidemia, mantener la cooperación existente con los no afectados e incorporar las experiencias de las brigadas especializadas en el enfrentamiento a desastres y grandes epidemias, que allí laboran.

La Habana, 20 de octubre del 2014

Morales insta a movimientos sociales a cuidar el planeta

Morales insta a movimientos sociales a cuidar el planeta

Roma, ITALIA, 28 oct (ABI, Agencias).- El presidente boliviano Evo Morales, en su condición de líder indígena, instó el martes a los movimientos sociales del mundo a cuidar el planeta, en una conferencia que dictó en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, que se realiza en Roma, Italia, en el que participa el Papa Francisco.

El Presidente indígena de Bolivia instó también a todos los países a ser responsables en ese tema, según Telesur.

  ”No podemos aceptar que el sistema capitalista haga que la tierra sea solo un sistema”, sustentó ante un gran auditorio.

 A su juicio, los pueblos indígenas son los que históricamente tienen la moral y la ética para hablar del cuidado del medio ambiente.

 En esa línea, dijo también que los más afectados con el denominado cambio climático son los pueblos excluidos que viven “en carne propia la mercantilización de la tierra (…), que concentrada en pocas manos es la fuente de todas las injusticias sociales”.

Morales ratificó que el planeta puede vivir sin el ser humano “pero el ser humano no puede vivir sin el planeta”.

  ”Si no estamos convencidos de que el hombre no puede vivir sin el planeta, estamos equivocados”, apostilló.

 El Presidente boliviano reiteró que “el primer enemigo del planeta es el hombre mismo”, razón  por la que instó a todos los pueblos a cuidar la Tierra.

 A su juicio, esa responsabilidad no es sólo de los países en vías de desarrollo, sino fundamentalmente de los países industrializados que “han dejado al mundo al borde de su extinción”, y consideró que la mejor forma para acabar con la pobreza es “adoptar medidas para enfriar el planeta”.

ABI