Comunicación

Parten alegatos orales en juicio marítimo de Bolivia a Chile en la CIJ

La sesión de alegatos orales en el juicio marítimo planteado por Bolivia a Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) comenzó este lunes poco antes de las 10h00 holandesas (05h00 bolivianas) en la ciudad holandesa de La Haya, constató en terreno un equipo de la ABI.

Se trata del último capítulo de la fase procedimental del juicio radicado por Bolivia en 2013.

El equipo de letrados de Bolivia hará uso de la palabra para esgrimir los argumentos de su demanda entre lunes y martes.

El agente de Bolivia, el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, comenzó a alegar para que Chile se avenga a una negociación de buena fe, pronta y formalmente, de manera que Bolivia encuentre una salida soberana al mar Pacífico.

Bolivia "pide que Chile regrese a la mesa de negociación de manera acorde con los compromisos" de Estado asumidos, una veintena de veces, durante el siglo XX y parte del que corre término, dijo en el comienzo del alegato boliviano Rodríguez Veltzé.

"Señor Presidente: la importancia de este caso no puede desestimarse", dijo al recalcar "la obligación de negociar por parte de Chile sea reconocida por esta Corte", dijo en la presentación.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ocupa un puesto en la testera boliviana, lo realzó la Presidencia de la CIJ en el inicio mismo de la sesión inaugural de los alegatos orales.

Morales tomó un espacio junto a Rodríguez Veltzé, su coagente Sacha Llorenti, el canciller Fernando Huanacuni, entre los expresidentes Carlos Mesa, Jorge Quiroga y Guido Vildoso y las autoridades del Legislativo boliviano, Gabriela Montaño y Alberto Gonzales.

En el otro bando se vio al flamante canciller chileno, Roberto Ampuero, junto al agente de su país ante la CIJ, Claudio Grossnan.

El agente de Bolivia, Eduardo Rodríguez Veltzé, comenzó la intervención del equipo jurídico boliviano ante los jueves de la CIJ y, tras precisar el objetivo de la demanda, dijo que los bolivianos confían en que la disputa se pueda resolver con una “victoria común para ambas partes”.

“No hay razón por que esta disputa no pueda resolverse en una victoria común para ambas partes, hay problemas mucho más difíciles en el mundo que han encontrado solución, además que en nuestra región Latinoamericana esta Corte ha contribuido de manera significativa a la resolución pacífica de distintas disputas y nuestra disputa es una de las ultimas pendientes en nuestra región”, afirmó.

“Podemos y debemos restañar las antiguas heridas y reconciliar nuestros acuerdos, es en este espíritu que comparecemos ante ustedes”, complementó.

Akhavan presenta aspectos generales del litigio y dice que compromisos de Chile fueron "solemnes y vinculantes"

Akhavan, doctor en Ciencias de la Jurisprudencia de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, afirmó también que los numerosos intercambios en las negociaciones que entablaron los dos países para resolver el diferendo marítimo "dan lugar a una obligación".

"El hecho de numerosos intercambios, si dan lugar a una obligación", refrendó al afirmar que Chile desearía que no existiera una continuidad histórica de las negociaciones por lo que aseguró que el país trasandino "está en la obligación vinculante" de poner fin al enclaustramiento, y remarcó que la fundamentación jurídica "no es una teoría de última hora", sino un concepto en sí del Derecho Internacional.

Afirmó que la demanda boliviana no es "un ejercicio académico", ni una postura, tomando en cuenta que los bolivianos han sufrido daños reales y continuos, aspecto que "Chile no puede negar".

"El sueño de Bolivia nunca desaparecerá" remarcó y consideró que Chile debería escuchar las palabras "sabias" de algunas de sus autoridades que reconocieron públicamente que su país debería dar una puerta de acceso en el océano Pacífico.

"Donde debería haber una puerta hoy solo un muro", refrendó y pidió a la Corte Internacional de Justicia que ayude a destruir esa muralla para que ambos pueblos caminen juntos en el desarrollo y la integración.

Posteriormente hiso uso de la palabra la profesora francesa, Monique Chemillier-Gendrau, quien aseveró que “el derecho internacional abre puertas que permiten corregir la flagrante injusticia que está en el origen de este litigio”.

“Todo empezó por el nitrato que, aunque estuvo situado en Bolivia, fue declarado en territorio chileno; fue así que Chile, poco a poco, fue invadiendo el país, arrastrado por sus apetitos económicos”, recordó.

Recordó además que Chile admitió que existen temas pendientes con Bolivia y que justamente por ello se entablaron recurrentes escenarios de negociación en estos años, los que sin embargo no llegaron a buen término y tras lo cual Bolivia optó por el proceso en la CIJ.

Fuente: ABI / La Razón 

Evo a Chile: Vengo a ofrecer la mano de la fraternidad

El presidente Evo Morales invitó ayer a su homólogo de Chile, Sebastián Piñera, a dar un “giro” a las relaciones bilaterales para construir una paz justa y duradera. El Jefe de Estado asistió ayer a la toma de posesión del nuevo presidente chileno.

“Vengo a extenderles y ofrecerles la mano de la fraternidad. Pongamos todo nuestro esfuerzo; no es imposible, podemos vencer nuestras diferencias, escribamos juntos, con coraje y valentía, la página más significativa de la historia común de Bolivia y Chile”, dijo Morales.

Todo comenzó desde tempranas horas del día, cuando el Primer Mandatario publicó un mensaje conciliador en Twitter: “Reiterar que con Chile, tenemos toda la predisposición al diálogo”.

Al rededor de las 10:20, el Primer Mandatario llegó, junto con el canciller Fernando Huanacuni, al Congreso, donde juró Piñera. Según las fotos, se sentó al lado del rey emérito de España Juan Carlos I.

Durante la espera del acto oficial, varias personas se le acercaron para pedirle una selfie, entre ellas estuvieron congresistas del Frente Amplio, una alianza de izquierda. También se vio que el expresidente de Chile Ricardo Lagos saludó al Jefe de Estado, quien se levantó de la silla para devolver la cortesía.

Fuente: Nodal

Evo Morales llama a la unidad de los pueblos en visita a Chile

Pocas horas estuvo en Chile el mandatario Boliviano. Sin asistir al almuerzo protocolar ofrecido por Sebastián Piñera, se retiró del país con un conciliador mensaje de unidad en la antesala de los alegatos en La Haya por el diferendo marítimo.

Llegó a Chile pocas horas antes del cambio de mando. Ya en el país, decidió restarse del almuerzo ofrecido por Sebastián Piñera a las autoridades internacionales que asistieron a la ceremonia oficial del cambio de mando.

Directo desde el Congreso al aeropuerto de Santiago, Evo Morales realizó una conferencia de prensa antes de abordar el avión que lo trasladó a Bolivia inmediatamente después de finalizado el rito protocolar.

“Con Chile, tenemos toda la predisposición al diálogo, que es una característica de nuestra cultura y de nuestro pueblo”, dijo en una de sus declaraciones.

“Nuestra historia, la geografía nos hizo países vecinos, nuestros pueblos nos hacen hermanos, y el destino nos hará inseparables”, agregó.

También se refirió al proceso judicial que enfrenta a ambos países en La Haya. A semanas de los alegatos finales, el mandatario insistió en su confianza en que la Corte Internacional de Justicia “resuelva los problemas mediante el diálogo”.

Consultado por la prensa presente en el lugar, Evo Morales pidió disculpas por aquellos mensajes escritos en redes sociales que pudieron haber molestado en Chile: “Pueden hacer interpretaciones, tergiversaciones, si algo está equivocado, solo quiero decir que le pido disculpas al pueblo chileno, nunca ha sido mi intención ofenderlo ni agredirlo”.

Agregó, sin embargo, que él también es víctima de constantes ataques provenientes de nuestro país: “Hermanos chilenos, algunos me tratan también de indio sin pluma. No estoy resentido, no estoy molesto: entiendo perfectamente, somos tan diversos en América Latina”.

En un tono conciliador insistió en que siempre Bolivia intenta mantener las buenas relaciones con todos los presidentes del mundo, algo que espera mantener con el recién asumido Sebastián Piñera.

Fuente: Diario Uchile

Al medio día de este sábado 10 de marzo, se realizó un acto por nuestra reivindicación marítima. "Quisimos unirnos y acompañar la jornada nacional del "Banderazo por el el Mar" mostrando la alegría de nuestra juventud. El ballet Ollín compuesto por jóvenes bolivianos y mexicanos, nos acompañan en este encuentro de hermandad para mostrar a México y al mundo que a una sola voz y todos unidos por la verdad, la justicia y el derecho expresamos nuestro anhelo de retornar a las costas del Pacífico con soberanía" declaró el embajador de Bolivia en México, José Crespo Fernández mientras los asistentes se sacaban fotos con la bandera de reivindicación marítima.

 

 

©2018 Embajada de Bolivia en México