farmacia-mexico.com.mx

Comunicación

Intervención Embajadora Luz Elena Baños Rivas en Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente Situación en Bolivia. 23 de octubre de 2019

Muchas gracias, señora Presidenta.

México acude al llamado de esta Sesión Extraordinaria para considerar la “Situación en Bolivia” y escuchar el informe de avance de la Misión de Observación Electoral del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA, cuando el proceso electoral sigue en curso, situación que refleja el riesgo de la instrumentalización política de una herramienta meramente técnica e insignia de esta Organización, que debe usarse para mejorar la calidad de nuestros procesos democráticos, respetando en todo momento el principio de no intervención en los asuntos internos de los países.

Este informe, que México analizará con detenimiento, se da a pesar de la existencia de una petición de la Misión Permanente de Bolivia para escuchar al Canciller Diego Pary, el día de mañana, en este mismo foro, para informar sobre el mismo tema, que compete estrictamente al Estado Boliviano.

México reconoce la respuesta de Bolivia por medio de su Canciller de que se realice una auditoria para verificar la transparencia y legitimidad de las elecciones.

Ante un proceso electoral que no ha concluido, México se ha mantenido atento al curso de los acontecimientos guardando prudencia y respeto al desarrollo del proceso electoral, con la confianza de que será el juicio del pueblo boliviano y de sus instituciones, la legítima guía para que elijan al gobierno que sus ciudadanos decidan.

El ejercicio democrático es insustituible en nuestro continente y México le otorga a la democracia una alta prioridad, así como a los procesos de observación electoral no intrusivos. El trabajo de las MOEs es de naturaleza técnica y no vinculante. Según la Carta Democrática Interamericana en su artículo 23 brindan asesoramiento o asistencia, no dictaminan elecciones. México considera valiosa la labor de las Misiones de Observación Electoral por su potencialidad de fortalecer los procesos electorales en la región, siempre que su trabajo sea neutral, no intervencionista, y no se conviertan en un actor político y deliberativo de procesos que corresponden a los ciudadanos y a las instituciones de cada uno de nuestros países.

Según el artículo 24 de la Carta Democrática Interamericana, las MOES se llevan a cabo con base en un convenio firmado con los Estados que determina el alcance de su trabajo.  A México le preocupa que en el caso de las actuales elecciones bolivianas pareciera que la MOE se ha manejado al margen de los principios fundamentales de su actuación, contenidos en diversos instrumentos, sobre todo en el “Manual para las Misiones de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos”, en particular al principio de Objetividad y Neutralidad, ya que considera que la publicación del comunicado de prensa de la MOE sobre Bolivia la noche del 21 de octubre, donde se calificó de manera apresurada la elección, sin proporcionar los fundamentos factuales y objetivos para tales aseveraciones, trastocó la imparcialidad y neutralidad de dicha misión e interfirió en un proceso electoral que, repito, no ha concluido y que compete resolver exclusivamente al pueblo y las instituciones de la República Plurinacional de Bolivia.

Ante esta situación, México vuelve a exhortar al Secretario General de la Organización, como lo ha hecho ya en diversas ocasiones, a observar la mayor prudencia y objetividad en sus pronunciamientos públicos, y a no presentar a la opinión pública declaraciones que puedan tomarse como la postura oficial de todos nosotros los Estados miembros de la OEA, ya que ello debilita y continúa fracturando a nuestra Organización. La prudencia es imperativa, particularmente en este período de elecciones internas en nuestra Organización.

Mi país reafirma la necesidad de que nuestra Organización sea una institución sólida y no intervencionista basada en el respeto a las normas que hemos fijado de manera conjunta para la consecución de nuestros objetivos comunes. Si esas normas son ignoradas, la OEA puede estar debilitando, nuevamente, su prestigio y corre el riesgo de ser, nuevamente, ignorada por su parcialidad.

México reitera su compromiso con el principio de autodeterminación de los pueblos y exhorta a la membrecía a no generar discordia y desconfianza en este foro sobre un proceso electoral que aún no concluye y cuyas autoridades competentes aún no se pronuncian definitivamente, y especialmente a escuchar con detenimiento al Canciller Pary el día de mañana, ya que por extrañas razones se insistió en no esperarlo unas horas a su llegada, situación en sí misma preocupante, que México considera inaceptable en una organización que debe privilegiar el diálogo político.  

México hace un llamado para que nuestra Organización no siga insistiendo en convertirse en agencia acreditadora de procesos políticos y gobiernos y desea que las elecciones en Bolivia concluyan de acuerdo a lo que marcan sus propias leyes, sin interferencias externas.

Muchas gracias, señora Presidenta.

Buscar