farmacia-mexico.com.mx

Comunicación

Bolivia plantea al MERCOSUR rescate de las culturas vivas para potenciar destino turístico de las Misiones Jesuíticas de América del Sur

Bolivia participará de las Reuniones Especializadas de Turismo y la Reunión de Ministros de Turismo del MERCOSUR que se efectuará en Argentina donde se propondrá el rescate de las culturas vivas que convivieron con las Misiones Jesuíticas durante la colonia.

Estos pueblos ancestrales están asentados o habitaron en Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, pasaron a denominarse Misiones Jesuíticas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

“El planteamiento de Bolivia se basa en un rescate de las culturas vivas que habitan estos territorios de Sudamérica donde se asentaron las misiones jesuíticas y que posee una riqueza cultural que producto de la simbiosis de las costumbres y saberes ancestrales con las enseñanzas y doctrinas de los jesuitas en Bolivia, a diferencia del resto, se vive la cultura jesuítica hasta el presente”, dijo el Viceministro de Turismo, Marcelo Arze, quien se encuentra en Argentina.

La autoridad boliviana refirió que no solo se debe tomar en cuenta el patrimonio tangible, sino la riqueza cultural de los pueblos que mantienen por siglos. “Eso le da un valor desde la perspectiva turística”, recalcó.

Para el Estado Plurinacional de Bolivia la gente o los habitantes originarios que ocupan sus tierras desde tiempos ancestrales son la base de toda transformación social y resistencia quienes han mantenido por muchas generaciones sus tradiciones, costumbres y cosmovisión siendo un legado importante, constituyéndose así la “cultura viva”.

En la Chiquitanía boliviana se edificaron seis reducciones por los Jesuitas en su misión de evangelización Santa Ana, San José de Chiquitos, Concepción, San Javier, San Miguel y San Rafael que en 1990 fueron reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, estas forman un circuito de 827 kilómetros.

Las infraestructuras fueron fundadas entre los años 1696 y 1760, destacan por su estilo barroco mestizo y el uso de materiales naturales de la zona como la madera, que se usó en las columnas talladas, los púlpitos y los altares bañados en oro, además hay órganos y pinturas en las parroquias.

Sin embargo, cuando los jesuitas fueron expulsados estos pueblos siguieron conviviendo en armonía con su cultura y la naturaleza, conservaron todas las tradiciones hasta la actualidad y su patrimonio no solo es material sino también inmaterial, lengua, danzas, música, religión, costumbres y leyendas.

En Bolivia, en la actualidad, “Las Misiones Jesuíticas” están dentro de tres áreas protegidas como el Parque Nacional Kaa Iya, Parque Nacional y de Manejo Integrado Otuquis, y el área natural de Manejo Integrado San Matías, además de cinco áreas protegidas subnacionales todas ellas habitadas por pueblos ancestrales que aún mantienen sus costumbres y tradiciones.

“Consideramos que el planteamiento fundamental es encontrar las potencialidades que tenemos en este momento, por ejemplo la carretera, gente que está haciendo inversiones en sus lugares y comunidades que ya están trabajando en turismo para lograr generar, no un corredor de traslado, sino un corredor de estadía, para que los visitantes se queden en diferentes destinos con gente que conoce y tiene una cosmovisión particular”, dijo Arze.

Bolivia es parte de la ruta de las Misiones Jesuíticas, pero también podría integrar otras y poder consolidar un modelo de gestión y un producto de multidestino para incrementar el flujo de turistas. “Sería importante pensar en un modelo y destino integral y cómo Bolivia se ve en el contexto internacional”, agregó el viceministro.

Antecedentes

En abril de 2018 en ocasión de la XX reunión de Ministros de Turismo del Mercosur, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) expuso los antecedentes de apoyo para consolidar el corredor de los jesuitas en Sudamérica (Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay), no sólo como un corredor de desarrollo socioeconómico para la integración regional, sino como producto turístico con gran potencial de crecimiento de impacto social, cultural, ambiental y económico positivo para en las poblaciones asentadas en esos espacios.

En ese marco, se ha programado el Seminario Integración Regional, Camino de los Jesuitas en Sudamérica, que se inicia el miércoles 24 de abril de 2019 a partir de la 14:00 en la ciudad de San Ignacio Miní, Provincia de Misiones (a 2 horas de la ciudad de Puerto Iguazú) y estará dirigido a los sectores público y privado de los países que conforman la ruta multidestino, es decir Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay. Su organización está a cargo de la Secretaría de Turismo de Argentina, conjuntamente el BID y el Gobierno de la Provincia de Misiones.

Asimismo, se lleva a cabo la LXVI Reunión Especializada de Turismo el jueves 25 de abril en Puerto Iguazú, Provincia de Misiones, Argentina; donde se tratarán los temas: Promoción turística conjunta en mercados lejanos (Japón, China y Corea), Camino de los Jesuitas en Sudamérica, Facilitación turística, Turismo náutico, fluvial y de cruceros, Programa de trabajo 2019 – 2020, Firma del Acta de la Reunión Especializada de Turismo del MERCOSUR.

La Reunión de Ministros de Turismo del MERCOSUR, se constituye en un espacio de discusión y reflexión acerca de las políticas en materia de turismo que se implementan en los países miembros y su trascendencia en el marco de la integración regional y el desarrollo equilibrado del sector.

 

Fuente: Culturas Bolivia

Buscar